Mercedes Aguilar


Esto no es un blog, es una mujer
Autora. Mercedes Aguilar

martes, 9 de octubre de 2007

LA PUERTA ROJA


Las formas de felicidad son muy variables, y no debe extrañar, que el hecho de que la puerta de entrada de mi casa sea roja, tan roja como cuando muere el atardecer por mi ventana, me haga sentir especialmente dichosa. De cada mil o cuarenta mil puertas marrones de entrada, hay una sola puerta roja y yo he sido agraciada con tan encarnada distinción. Cada vez que cruzo su umbral, el dintel me saluda como una gran boca abierta invitandome a pasar, a meterme, a zambullirme en rojo y me suben las pasiones como le sube el pavo a mi hija que está cumpliendo los trece. Gologlogogogogo.... me dan ganas de reirme y de llorar, me entran los calores y las ganas de quitarme los zapatos y me acuerdo de C y me pregunto que porqué no lo invito a pasar. También me acuerdo de J, de lo poco que le favorecía el marco rojo de la puerta a base de tanto verlo ahi parado, sin salir pero sin entrar tampoco. A veces pienso que la culpa la tenía la puerta, el que fuera roja, para algunos una puerta roja significa peligro, prohibido, danger. Por eso no se lo tengo en cuenta, vivir en rojo no está hecho para todos. Cada vez que entro por mi puerta roja, este pensamiento me viene a la memoria. La memoria alevosa. Cuchillo por la espalda, es como haberlo vivido ayer. Y entre que sangre la memoria, o no, que sangre. Y se haga río.

16 comentarios:

Miracle dijo...

A mi tu puerta roja me parece exquisita. "(...) No te adaptes al mundo, adáptate a ti misma". Lo dicho, que sean tus amantes lo que pasen por el aro (rojo) y no trasvistas a tu puerta, ya llevamos nosotras suficiente maquillaje.

Triki dijo...

La puerta roja es toda una invitación a sentir emociones fuertes, como mascar una guindilla. Que se te salten las lágrimas mientras que esbozas una sonrisa de satisfacción al tragar. El que no quiera sentir, que se quede fuera. Quien se atreva, que pase.

zhenda dijo...

que cada uno pinte su puerta como la sienta, aunque el feng shui recomiende otro color o la comunidad de vecinos se lleve las manos a la cabeza o el arquitecto no lo haya proyectado así.

aprendiza de risas dijo...

Tu puerta roja es parte de la alevosía que te envuelve. Quien la traspase, tiene que ser dueño de sus propios actos. Tú cometerás los tuyos sin dejar huellas que te delaten. Como siempre, con alevosía.
Y, oye niña, quien no esté a la altura del rojo, que elija otro color del arco iris, que para eso se pintó tan amplia gama.

Beso grande,

Elena dijo...

100% alevosa
Puerta roja, diferente, atractiva,
a veces chocante, inusual
pero siempre excitante...porque es distinta.
Y no es que lo distinto por definición
deba ser bueno...pero sí hay que tenerlo en cuenta ;)
Ojo con el daltonismo, confundir el
rojo y el verde se puede dar en según
qué individuo y eso...puede explicar
muchas cosas.Eso y la falta de....

100%alevosamirada, con su aroma y esencia al vacío (q cada vez está más lleno) ;)

bssss

One+ dijo...

Con lo mona que quedaría esa puerta en VERDE.
Y si tú quieres que se haga río, po que se haga! Como el río VERDE.
O ahora que llega el 12, como el acrónimo V.E.R.D.E.
Y como mi GOLF...

txe dijo...

la puerta freak, como mi pasillo

saluditos

Alice ya no vive aquí dijo...

Siempre me ha gustado el rojo, quizá porque lo mismo que tiene de peligroso lo tiene de atractivo. Y cómo has dicho, seguramente porque no es un color que le pegue a cualquiera.

Quién iba a decirnos a estas alturas que el dintel de una puerta sirviera de cribador ;-)

juan rafael dijo...

Más que el rojo, mi color preferido es el granate, pero no se llevan tanta diferencia ¿no? una subida de tono, je,je.

ale sostiene(cuando puede) dijo...

Rojo..rojo sangre..roja lagrima mia..roja vida.Es el color mas delator de vida..a mi gusto.
M e parece muy simbolico el hecho de qué tu puerta sea roja.Se entra en ti a sentir..se sale sintiendo.
Es una especie de filtro..rojo filtro.
Es mi color..bonito verlo en tu puerta.
Besos alerojados.

murmullo cucarachas dijo...

el rojoooo...toda una invitación...!!!..todo tentación!!!

Es el color de los labios ... de "todos" ellos... tiene que ser precioso llamar y ver como se abren sus hojas.. y tus labios...

si...definitivamente, nos encanta el rojo!!!


besos alevosossssssssssssss!!!!... y algun verso pa que te sientes en él y te duermas la siesta!!!

gansumino dijo...

Es mi primera visita, volveré por aquí...
Un beso

túhermanalamáschica dijo...

rojo....
un compañero mío me dejó de llamarme marta y me empezó a llamar roja, me escribió hasta un cuento, decía que ese color me definía..
más cosas en común hermanita!!
mi puerta también es roja, bueno las mayorquinas!!,
de la libreía salen cubos rojos, que no se saben qué encierran..., y en la cocina el único mueble de color es rojo,
el sofá en verano se muda de azul a rojo vivo...
el cuadro de la carmela lo invade un inmenso punto rojo!!!.....
puffff
no me había parado a pensar cóm el rojo rodea tanto mi vida hasta tu post!!
pura sangre!!
¿será hereditario?

yolareinaroja dijo...

Tu puerta roja invita a entrar. Quien se queda en la puerta marrón es aburrido, tedioso y lo más arriesgado que hace es llevar pantalón con pinzas. Tu puerta roja es la imaginación, el deseo, que como dice Deleuze es desear todo un mundo. En fin, menos filosofía y más rojura-locura.

Besos.

GUSSANITA dijo...

eso es bueno, ale, "entre que sangre la memoria, o no, que sangre. y se haga río". es muy bueno. cojonudo.

Angie dijo...

quien no se atreva a cruzar esa puerta roja.. él se lo pierde!