Mercedes Aguilar


Esto no es un blog, es una mujer
Autora. Mercedes Aguilar

domingo, 15 de enero de 2006

DE TRIOS Y BINOMIOS


DE TRIOS Y BINOMIOS

.......Te quiero cuando tienes frío estando a 21º, te quiero cuando tardas una hora para pedir un bocadillo, adoro la arruga que se te forma aquí cuando me miras como si estuviera loco, te quiero cuando después de pasar el día contigo mi ropa huele a tu perfume y quiero que seas tú la última persona con la que hable antes de dormirme por las noches. Y eso no es porque esté solo ni tampoco porque sea nochevieja. He venido aquí esta noche porque cuando te das cuenta de que quieres pasar el resto de tu vida con alguien deseas que el resto de tu vida empiece lo antes posible."

THE END

Me sueno los mocos, siempre lloro al final de la peli, siempre me queda la misma angustia y sin embargo me machaco viéndola una y otra vez. Miro el reloj, las tres menos cuarto y Serena todavía no ha llegado. Esta noche tampoco vendrá. Ya son muchas noches que suele no aparecer. Tampoco está Ángel hoy en casa. Me llamó a ultima hora para decir que saldría con sus amigos y que no le esperara a dormir.

Angel vive en nuestra casa, pero como eso, como los ángeles, esos seres encantadores y etéreos que viven sin vivir y que tienen alas para salir volando….. El tiene su casa propia , medio abandonada, eso si, pues no la usa apenas, pero suya, bueno exactamente suya no, porque paga un alquiler mensual. El precio mensual de sus alas, dice Serena..( pero las que tampoco usa, digo yo). Somos un trío peculiar, Angel, está enamorado de Serena pero ahora se acuesta conmigo desde que un día ella se cansó de proponerle que dejara de pasear maletas para arriba y para abajo, y se instalara definitivamente aquí y viviera con ella por siempre jamás, y él, se negara, aduciendo que no estaba seguro de dar ese paso definitivo, que le aterraba el compromiso. A partir de entonces, Serena se fue alejando de nuestras vidas y yo, he usurpado su puesto, albergando la esperanza de que si dice estar tan enamorado de Serena, un día se quedará para siempre y esta será su casa definitiva y Serena será feliz . Yo quiero a Serena y la deseo, y añoro su ausencia porque, cuando ella está, todo lo inunda y yo, me diluyo y desaparezco en su abrazo y ya no somos dos sino una sola.

Miro de nuevo el reloj y apago la tele. Y pienso en la cara de Sally cuando Harry le dice todas esas cosas bonitas y otra vez me sueno los mocos y otra vez miro la hora. Últimamente Serena nunca está cuando mas la necesito. Parece como si se pusieran de acuerdo Angel y ella, y los dos me castigaran con su ausencia el mismo día. No la culpo, a Serena digo, antes era yo la que andaba siempre fuera de casa, rompiendo corazones y esas cosas, mientras ella retozaba tranquila con Ángel en el sofá . Voy a la cocina y me preparo una tila. La infusión caliente reconforta mi estómago y es entonces cuando oigo entrar a Serena. Me basta su mirada para saber lo que a continuación me dirá; "Angustias, no te castigues mas" y me regañará por alimentar mi tormento con películas de hadas y príncipes. Cuando la escucho con su voz tranquila y pausada, no puedo evitar llorar y entonces, Serena me acaricia la cabeza y me acompaña a la cama y me vela hasta que me duermo. Y descanso, y sueño con ser Serena y la deseo, porque cuando ella está todo lo inunda y yo, me diluyo y desaparezco en su abrazo y ya no somos dos sino una sola. Una única persona, como siempre fui hasta que unas alas de ángel me dividieran en dos.
A Serena y Angustias inquilinas de mi cuerpo

2 comentarios:

mer dijo...

Muy bonito Angustias. Ya era hora que empezaras a tomar consciencia de tu realidad.

Serena (llego en seguida)

BenitezDelgado dijo...

Al hilo de este post te pego aquí un poema, si así se puede llamar.

III. Binomio impar

Un binomio impar para solucionar
los tiempos en que vivimos.
Recipientes más o menos capaces,
más duros y menos duraderos
e incomprensiblemente diferentes.

Suele pasar que germina de forma natural
otro pequeño eslabón de esa misma cadena,
tan parecido y diferente a las anteriores piezas.

Uno sobre otro elaboran la barrera placentaria virtual
donde flotamos en una extraña dictadura
de lo que creemos nuestro.

Más binomios impares.

Sigue incrementándose la legión silenciosa.

Escandalosa presencia en nuestras vidas.

Otro giro inesperadamente deseado.

(Juan Benítez - www.juanbenitez.com)

Espero que te guste