Mercedes Aguilar


Esto no es un blog, es una mujer
Autora. Mercedes Aguilar

lunes, 21 de septiembre de 2009

La viga en la paja ajena


Cuando el mar quiere romperse, se golpea contra mí

(porque no existe libertad sin un beso que la trabe)

Por dentro está la certeza de que no cabe esperar mucho ni de una misma cuando lo primero que se siente ante el desencanto es un cansancio infinito.

Pero estoy mejor así, con el deseo agraviado, incapaz de reclamarlo para que no pierda el sentido. No quisiera que le pase lo que a algunas palabras, que se mecen en el vaivén del va y viene, va y viene de unos labios a otros labios hasta que ya no se oyen porque perdieron identidad de tanto ir y venir y se quedaron en silencio, cansadas, mudas, en ese lugar donde los fracasos se dan una segunda oportunidad, donde al Oeste se pone al sol y los otoños se levantan para que las piadosas (y geniales) primaveras los fotografíen un poco.



Diferenciar una buena foto de una mala es muy fácil. Simplemente se sabe, de la misma manera que se sabe a quién le corre agua en lugar de sangre por las venas.

Y no digo aire, ni ácido, ni corteza. Digo agua.

Lo real me seduce cada vez que descubro que a la fantasía, en el fondo, la tengo sobrevalorada. Y viceversa.

Y no digo ni futuro, ni mañana. Digo adelante.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Dicen que lo real es "todo lo que existe".
Entonces, ¿ quién se atreve a separar fantasía de realidad ?
Adelante Juan Andante!

One+.

jordim dijo...

lo bueno de lo malo se diferencia con el estómago, y raramente se puede explicar..

Francisco dijo...

Un día de levante en una playa de Huelva?

Ale dijo...

¿Huelva? ¿Que te hizo pensar que era una playa de Huelva?

Francisco dijo...

Pues la luz, el color del agua, la arena, el mar parecen el golfo de Cádiz. Si es así, es por la mañana, y el viento del sudeste, por lo que lo más probable es que estemos en una playa de Huelva, por la orientación. En Cádiz, podría ser Los Caños de Meca, entre Barbate y Trafalgar.
Pero bueno, quizás todo sean figuraciones mías y estés en Laredo.

Ale dijo...

¿y la espuma blanca?

Francisco dijo...

Así que te gusta jugar.
Es pleamar. Y sí, la espuma blanca se queda remansada en la playa, en los pequeños charcos que deja la marea crecida.
Eso es relativamente común en la costa en estos tiempos y no supone un rasgo diferenciador, pero si tuviera que decir una palabra sería ¿Mazagón?

Ale dijo...

Podría ser mazagón aunque no lo es, tampoco los caños aunque si el palmar.

Ibas fino con lo del levante

Francisco dijo...

Bueno, anduve cerquita, para lo que da la foto no está nada mal.
Una última cosa, ¿era domingo, festivo?

Ale dijo...

:P