Mercedes Aguilar


Esto no es un blog, es una mujer
Autora. Mercedes Aguilar

lunes, 2 de abril de 2007

EL CINE DE LAS SÁBANAS BLANCAS. La vida es un contraluz Vol.3



En los tiempos antiguos, como dice mi hija, mi madre me sacó un bono para el cine de las sábanas blancas.

Los indeseables dos rombos tan inofensivos como las pastillitas juanolas ,solía yo pensar, abrían el telón,ya no hay telones en los cines, y la niña de sus entretelas, obediente y refunfuñona, se iba a soñar la película que caprichosamente proyectaban en este cine de ovejitas blancas y paredes oscuras , sito justo a la revuelta de las cuatro esquinitas que tenía mi cama.

Pero esto pasó muchos años antes de que el sol que visita por la tarde mi terraza, decidiera asociarse con los visillos que cuelgan en mi balcón y re-inagurar en los tiempos modernos, eso si con telón morado lujurioso por aquello de los rombos, el inolvidable cine de las sábanas blancas, con proyecciones en blanco y negro of course y del que ahora, mi hija, me obliga a salir, y yo, la madre de sus entretelas, enfurruñada, le obedezco


El planeta imaginario

21 comentarios:

Tritacora dijo...

A uno le entran deseos de cerrar las contraventanas atrapando para siempre a ese crisol de luces y de sombras. Retenerlos en la alcoba para velar siestas, macerar amores e iluminar a los sueños.

Algo asi como esos paraguas de antaño que, igual servian para resguardar del sol que de la lluvia, que para apoyarse en ellos o apalear al incordiante que se atrevia con uno.

Es logico que su hija sienta esa especial querencia hacia las luces.

Y hablando de contraventanas, cierrelas durante estos dias no sea que le pase un procesion por el medio del dormitorio. La combinacion cromatica, aparte de muy lograda, es proclive a ello.

elena dijo...

bonito juego de....luces mer, si hay algún nostalgico que lo acompañe con lacasitos ;)

elena dijo...

tritacorta...casi t pillo, una galleta? :D

mer dijo...

palomitas por dios!

elena dijo...

Tienes razón Mer, mi obsesión ultimamente por el chocolate empieza a preocuparme

Tritacora dijo...

Acepto la galleta, Elena, claro que si es de las de comer, y mejor aun si es salada que ya he cenado.

A las "palomitas" por aqui se las llama cotufas. ¡Que riqueza de lenguas la de nuestra España! porque Donbambino las conocera por "pop corn"

Uys!

Bambino Bardot dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bambino Bardot dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Raquel dijo...

Este Bambino, cada día me pone más...

mer dijo...

pues no se porqué raquel, a mi ya me está empezando a tocar los cojones tanto insulto y peleita de gallito del corral

Bambino Bardot dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bambino Bardot dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mer dijo...

¡asi se encaja un golpe chiquitín!

Pececillo dijo...

Mer que ganitas de irse a dormir la siesta contigo! Ahora bien, que tú hija no me despierte.

Precioso escenario...

Balcius dijo...

Es un texto maravilloso, no sé si te das cuenta de que nos hemos quedado una generación entera entre sábanas, los amantes de sombras chinas y juegos de palabras sin abrir la boca.

El planeta imaginario, precisamente es eso. Me gustaba más la presentación en que el avión volaba a través del espacio donde orbitaba una un tornillo, una yogurtera, qué sé yo... viajar al inmenso espacio de las cosas pequeñas en biplano, y hacer sombras chinas.

Tenía en la cabeza todo el tiempo el arabesco de Debussy, todavía lo tengo. Aun me gusta jugar con las manos, y trocitos de papel.

Triki dijo...

¡Galletas! Uno se va una semanita y ya se han comido el paquete entero...incluso han deleteado unas deliciosas migajas que me hubiese encantado saborear.

mer dijo...

Pues si balcius: sombras chinas, arabescos, planetas imaginarios,y origamis de pliegues interminables como los cuentos de las mil y una noche...you got it

Balcius dijo...

lo olvidaba... una sonrisa.

GUSSANITA dijo...

el laneta imaginario.
entré en mil chats y mil foros para poder recordar el planeta imaginario.

El murmullo de las cucarachas dijo...

la musica del planeta imaginario... siempre quise ser Magrite... y ahora ya se que los hombres sin rostro no existen...

Pero que bien me suena... por cierto... bailas???

alevosa dijo...

venga!